5 estigmas del empresario turístico que lastran tus resultados
17332
post-template-default,single,single-post,postid-17332,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-6.6,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_non_responsive

04 May 5 estigmas del empresario turístico que lastran tus resultados

Las empresas son un fiel reflejo de sus empresarios, los procesos, metodología de trabajo las marcan bajo las directrices de dirección y la organización depende de la misma. Si hablamos de empresas turísticas, identificamos 5 estigmas del empresario que repercuten de forma negativa en la misma. 

5 estigmas del empresario turístico que lastran tus resultados

Identificar posibles mejoras de procesos y métodos hará a la empresa mucho más competitiva y a veces, hay que empezar por la raíz. Si crees que cumples alguna de las siguientes características tal vez, puedas cambiarla en beneficio de la empresa.

1. Creer que lo sabe todo

La experiencia es indispensable, y muchas empresarios llevan toda una vida dedicada al turismo y a la gestión de sus marcas. Hace 10 años el mercado era estable, las relaciones y el marketing tradicional lo eran todo, había TTOO que movían el mercado mayorista y agencias minoristas. Ahora el panorama es totalmente diferente, Internet ha entrado como uno de los canales principales y esto hace tambalear los cimientos, sino te adaptas mueres. Y para ello, hay que ponerse al día. Marketing digital, portales, Google, Tripadvisor… precisamente el segundo estigma.

2. No investigar y reciclarse

Tanto si eres un empresario experimentado con años a tus espaldas como una persona joven, creemos totalmente necesario estar en continuo crecimiento personal y profesional. para ello, la investigación de tendencias, foros de reflexión, eventos corporativos y formación de diferentes tipos se hace indispensable para lograr las competencias que permitan ser productivo y rentable en tu negocio.

3. No delegar tareas ni responsabilidades

La organización y procesos de la empresa debe ser como un engranaje perfectamente engrasado, para ello son necesarios varias personas sumando esfuerzos en una misma dirección.

A veces el director o responsable, (sobre todo en pequeñas empresas) es el que organiza todo y es el último en tomar todas las decisiones. En el punto anterior hemos hablado de formarse, pero esta formación tiene como objetivo mejorar competencias propias para el desempeño de las tareas y como se mueve el panorama turístico. Hay que rodearse de los mejores y escucharlos, para aplicar las mejores técnicas y conocimientos a los procesos. Delegar responsabilidad también es un deber del empresario que a veces no concede.

4. Ver como competencia a las empresas del destino

El egoísmo entendido como mirar en favor de la propia marca también se puede volver en contra. En turismo, para tener éxito se deben dar un cúmulo de circunstancias entre las que están trabajar como destino y en la misma dirección. Si ves a las demás empresas del destino como competencia flaco favor haces al destino y a tus clientes y por tanto a ti mismo aunque no lo creas.

5. Si algo funciona seguir igual

Si tu marca funciona o los números te salen, ¿se pueden mejorar? seguro que si, pero a veces si todo nos va dentro de los márgenes estamos más cómodos sin hacer nada, pero si empieza la cosa a empeorar, lo mismo ya es tarde para una reacción. Nuestro consejo es que investigues, hay soluciones de todo tipo, y en la actualidad, la tecnología y sobre todo el uso que se hace de la misma puede marcar la diferencia sin incurrir en inversiones.

Estos son ejemplos de estigmas que poseen empresarios turísticos en base a nuestra experiencia, pero existen muchos más, ¿destacarías alguno?

En Red Competitiva, trabajamos para mejorar la rentabilidad de las marcas con estrategia digital y mejora de procesos y comercialización turística, pero también requiere un cambio en la filosofía de las marcas. ¿Estas preparado para dar el salto?

 

No hay comentarios

Post A Comment